Cultura

Las fiestas locales de Formentera, entre cantos y bailes

Según la tradición española, también en los diferentes pueblos de Formentera se celebran muchas fiestas patronales. Las principales fiestas de la isla son la de Sant Juan, que se celebra cada año el 24 de junio, y la de Sant Jaume, patrón de la isla, que se celebra el 25 de julio.

Las fiestas de Sant Juan y Sant Jaume

La fiesta de Sant Juan tiene lugar en la plaza de la Mola y es una noche mágica, marcada por las características hogueras donde se queman todas las cosas viejas, para simbolizar que se dejan atrás todos los problemas y la negatividad. Los más valientes entonces saltan el fuego para protegerse de la adversidad, terminando la noche con un baño en el mar que purifica y libera de problemas y enfermedades.

Para la fiesta de Sant Jaume tenemos que trasladarnos a Sant Francesc Xavier, la pequeña capital de Formentera. Para la ocasión todos los habitantes de la isla, junto con algunos turistas curiosos, acuden a la plaza de la iglesia para celebrar primero con bailes y cantos folklóricos, luego con conciertos y música hasta la mañana siguiente.

Las otras fiestas patronales de Formentera son SantFerran (30 de mayo), Nuestra Señora del Pilar (12 de octubre) y Sant Francesc Xavier (3 de diciembre). Todos estos eventos tienen un desarrollo similar. Comienzan por la mañana con una misa en honor a la patrona y continúan por la tarde con diversos actos folclóricos, entre los que destaca el Ball Pagés, del que hablaremos en breve. No pueden faltar las actividades dedicadas a los niños, seguidas por conciertos de orquestas o de música en vivo, para luego continuar con fuegos artificiales a medianoche.

Por último, llega el momento más esperado para los jóvenes, que siguen bailando hasta la mañana en las carpas levantadas para la ocasión.

La procesión náutica y el Ball Pagés

Otro acontecimiento religioso que merece una mención especial es la Virgen del Carmen, que se celebra el 16 de julio en La Savina y Es Pujols. Es el patrón de los marinos, considerado con especial devoción por los habitantes de la isla. Para la ocasión se realiza una característica procesión náutica, en la que participan todos los que tienen una embarcación. La tradición prevé que al final de la tarde todos los barcos zarpen para acompañar a la Virgen en mar abierto. Después de la adoración, una corona de flores es arrojada al agua y un grupo de jóvenes, desde el barco, comienza a hacer la danza tradicional llamada Ball Pagés.

El Ball Pagés (o baile campesino) es un baile antiguo de Ibiza y Formentera en el que el hombre invita a la mujer a bailar con un fuerte golpe de castañuelas, que son en este caso bastante más grandes que las que se utilizan para el flamenco. Para seducir a los pretendientes, las mujeres vestían ropas adornadas de numerosas joyas de oro tradicionales llamadas “emprendades”, que se transmiten de madre a hija.

Este baile es particularmente espectacular para los saltos acrobáticos que realizan los hombres mientras que las mujeres giran rápidamente en círculos y mirando hacia abajo. Los instrumentos principales, el tambor y la flauta, con la adición del espasí (un instrumento de percusión metálico que parece una espada) y las grandes castañuelas, dan vida a un ritmo único. Normalmente se realizan dos bailes, llamados Sa Curta y Sa Llarga: el primero es suave y lento, tradicionalmente bailado por los ancianos, el segundo es más rítmico y animado, preferido por los jóvenes.

Si te encuentras en Formentera durante  una de estas fiestas, te recomendamos encarecidamente que no te pierdas las celebraciones, para tener la oportunidad de conocer las tradiciones de la isla y entrar en contacto con la población local, que en estas ocasiones es especialmente sociable.